Saturday, July 30, 2016

Perlas En La Charca. "190 historias breves basadas en 10 consignas ilustradas"


"Es un libro de microrrelatos de diferentes autores de distintos paises del mundo. 190 historias breves basadas en 10 consignas ilustradas".

Una de los co autores de este libro es mi gran amiga y colega, Francisca Humaní. Y no sólo es mi amiga  porque salimos de compras o nos gusta charlar de literatura en "cualquier sitio es bueno", sino porque tambien, tiene la mística cualidad de engreir mi alma y alimentar mi sensibilidad. 

Nunca me he sentido defraudada con sus versos y prosas ni cuando los grita gratis a quien quiera escucharlos ni cuando los escribe en silencio sobre una huérfana hoja en blanco. Es por ello, que su contribución en esta obra colectiva de autores nuevos y talentosos, es grandiosa.

Francisca es periodista, escritora y poeta graduada de la universidad Nacional Mayor de San Marcos, en donde actulmente, está siguiendo su maestría en "Literatura Creativa", en la misma casa de estudio de enorme prestigio histórico y académico para el mundo.

Aquí les invito a compartir un poco de su obra literaria. Y si quieren comprar este magnifico libro, lo pueden hacer a través de Amazon.

Tan tierno como un oso de peluche

Era tan tierno como un oso de peluche. Era una ternura falsa y distante que no hacía feliz ni a sus hijas ni a su esposa. En cambio, cuando él se iba lejos, por muchos días el amor era sincero entre estas tres mujeres. No existían los peluches ni las ternuras impuestas por obligación. El amor era una consigna a todas horas, en todos los momentos; incluso en los más tristes. No había soledad

Sin soledad

Su increíble sonrisa me dejó sin habla. Me avergüenza reconocer que me siento cursi, pero es vano negarme a admitirlo. Es triste reconocer que alguien como yo también se enamore. Es cierto que soy increíblemente solitario, que amo el silencio que reina en mi hogar sin hijos ni mascotas y que añoro con ímpetu impostergables mis días como policía en los desiertos de Ica.

A veces creía que era un lobo indomable. En realidad soy así y es mi esencia, pero hoy soy un cursi enamorado. Me he asombrado observando parejas agarrarse de las manos. Hoy me quedé estático por algunos minutos frente a una florería.
De niño amaba las rosas color rosa. Pero las odié desde que me descubrí antisocial y carente de sentimientos románticos. Hoy he comprado un ramo de rosas rojas, pero creo que ella no me aceptará tal como soy.

Hoy soy cursi, pero quiero que me quiera como soy: un huraño, un ser despreciable y tosco, pero que ama por primera vez.

Su increíble sonrisa no solo me dejó sin habla, sino sin afecto a la soledad.

Lapo

Cuando era un niño, soñó que era el hijo de Dios; pero fue solo una vez. Una noche le dijo al hombre que decía ser su papá:
—Padre, yo no soy tu hijo, soy el hijo de Dios, por eso en el colegio me dicen Jesús.
Su padre le respondió:

—No. Tú no te llamas Jesús, tu nombre es Judas —.El niño, insistente, le dijo al padre, entre lágrimas, ser Jesús y no Judas. Que el tal Judas lo traicionó en otra vida y que él había reencarnado en esta.

Un sonoro lapo lo devolvió a la realidad. Un eco se desprendió de algún lugar. En realidad, fue un sonido en la pared, iracundo e infame. Además, ese día, de la imagen del Cristo crucificado salió una lágrima.

De eso hace ya diecinueve años. Esa sensación de no vivir en la época adecuada, lo persiguió siempre. Solo a veces, cuando no está robando ni borracho, alguien lo llama Jesús. Para todo el mundo, él es Judas, el ladrón.

Niña

No hay miedo en el alma cuando se es valiente desde el vientre de la madre. No hay temor cuando se nace de una niña- mujer dispuesta a preservar la vida de ese ser que aún no conoces, pero a quien amarás más que a tu propia vida.
No hay odio en su mirada. Nunca, ni cuando recuerda aquel día.

Sucedió una noche de verano: ella caminaba linda, sola y niña, con la sonrisa de todas las doncellas de doce años. Mientras soñaba con ser una princesa de cuentos de hadas y con príncipes azules, se cruzó con un lobo feroz que no solo se la comió, como a Caperucita Roja, destrozando sus ilusiones, sino que la dejó embarazada cuando ella, ni siquiera, había dejado de jugar con muñecas rubias y de ojos azules, igualitas a las de las películas de Disney. 

No hay miedo en el alma cuando se es hija de una mujer que dejó de ser niña para ser madre. No hay temor cuando lo que sucedió una noche de verano no es ni siquiera un mal recuerdo. No hay miedo cuando se nace del coraje.

No comments:

Post a Comment

"A LEER PRONTO" INFORMATIVO PARA ESTUDIANTES DE ESPAÑOL  (SEGUNDA EDICIÓN) Download A new tool to encourage re...