Sunday, February 26, 2017

La Aventura del Misterio del Universo Empezó en una Pecera para Charly. Libro "El Laberinto de las Dimensiones"

La Pecera


La inquietud de sus pensamientos no dejaba dormir a la niña de siete años. Sus grandes ojos verdes parecían hipnotizados observando la enorme pecera de vidrio que le había construido su abuelo cuando ella era apenas un bebé. Los peces beta estaban alborotados en torno a sus dedos que tocaban con delicadeza el cristal mientras los alimentaba.

Amontonados como si fueran un sólo ser con una sola mente, los peces beta pegaban sus naricitas a las delgadas láminas de aquella pecera iluminada de luz blanca alborotados por la presencia de la muchachita. Ellos parecían entender la nostálgica mirada de Charly mientras abrían y cerraban sus minúsculas boquitas al mismo ritmo de sus agitadas branquias. Ella sentía una extraña conexión mental con  sus peces desde el fallecimiento de su abuelo, Nathan.

Los peces beta eran su especie favorita. Siempre tuvo una gran cantidad de ellos y nunca peleaban. Todos tenían un nombre apropiado de acuerdo a su color y a su temperamento. Pero, días antes de la muerte de su abuelo, extrañamente, sólo le sobrevivían siete. 

Los bebés que nacían reemplazaban a los más antiguos, quienes morían inexplicablemente para ceder sus espacios a los recién llegados. Parecía una señal divina, pero Charly no creía mucho en la religión ni en lo sobrenatural después que su padre, un valiente soldado norteamericano, muriera en un atentado terrorista en Afganistán cuando su camión que lo transportaba a casa fue emboscado.

Desde muy niña, había escuchado a su abuela, -quien era muy supersticiosa- decir que el número siete era sagrado; pero Charly pensaba lo contrario, que por ser especial debía estar destinado a sufrir las consecuencias de ser diferente. Al igual como ella se sentía con el resto de sus compañeros de escuela.

Pronto, Charly cambió de idea después de que su abuelo le explicó el verdadero significado de sentirse único.

-“El siete es el líder incomprendido y silencioso de los números y parece que anda solo pero en realidad es el más listo de todos. Los otros números giran a su alrededor esperando sus señales; de alguna manera, el siete representa la unidad de la armonía de las cosas del universo, Charly”.

La niña debía dormir. Ya era demasiado tarde para estar despierta a esa hora de la noche pero se sentía reconfortada en esa extraña comunicación mental con sus peces. Hasta ese momento, desconocía el misterio que ineludiblemente la unía con los seres del mundo acuático.

Charly se sentía ansiosa pues mañana le esperaba un pesado día en la escuela. Ella se cuestionaba injustamente mirando los saltones ojitos negros de sus peces, muy parecidos a los que deberían tener amigables tiburones enanos, si sus compañeros de clases tendrían razón.

– ¿Después de todo, soy rara, mírenme hablando con ustedes como si fueran los únicos amigos que me pueden entender?” –les preguntó a sus peces sin pronunciar ni una sola palabras.

PARA LEER EL SIGUIENTE CAPITULO, POR FAVOR DESCARGA EL E-BOOK EN TU COMPUTADORA, TABLE O SMART PHONE U ORDENA EL LIBRO A TRAVEZ DE AMAZON. COM. SOLO HAZ CLICK


Cómpralo en Amazon.com por 2.99 dólares o en papel por 6.99 dólares.

No comments:

Post a Comment

"A LEER PRONTO" INFORMATIVO PARA ESTUDIANTES DE ESPAÑOL  (SEGUNDA EDICIÓN) Download A new tool to encourage re...